jueves, 20 de septiembre de 2012

Oda al aspito

Jamás pensé que un palito de maíz pudiera tener más propiedades que la aloe vera (#oh_my_god! como me escuche mi suegra me deshereda (bueno, le desheredará al “lerding” de su hijo, que fue el que se casó conmigo). Pues sí…. ¡un palo de maíz! “É increíble”.


Propongo considerarla la octava maravilla del mundo. Porque monumento histórico, histórico ….no es…. pero viendo el tipo de cemento en que se convierte una vez entra en contacto con la saliva “niñil”, diría que juntando a una clase de parvulitos podríamos reconstruir la Sagrada Familia. Así, fácilmente. Lo que no es tan fácil es arrancaaaaaaaaaaar de las camisetas de algodón u otras superficies textiles esa cosa “ajquerosa” que queda como resultado final. Ahí no te queda otra. El tema se complica. O te terminas comiendo tú el aspito o te comes la camiseta y….. al niño entero si hace falta …. que, por otro lado, jamás te dejará que toques “su tesooooooooooooooooro”.

Pues no lo sé exactamente pero algo así como sal a cascoporro, aire y yo creo que pegamento también, claro. #oh_my_god! prefiero  no saberlo. Igual lo puedo consultar con mi gran amiga Patricia Martín Rojasmarcos, que de estas guarradas sabe mogollón, pero tengo mis dudas.

Cuando pensé en escribir este post fui “de inmediato” a consultar en #Google a ver quién había sido el inventor de tan apasionante alimento, “pa” mandarle  unas pastas o así…..y lo primero que leí fue: 
ASPITO --> El gusanote grandote (#oh_my_god! no quise seguir leyendo). 
Bueno miento. Seguí leyendo y leí: 
pequeño, grande, super grande, super aspito……(#oh_my_god!). Así que como alguien no nos saque de dudas, yo jamás volveré a investigar.

Lo que está claro es que a niños, a mayores, a menos niños y a menos mayores… nos encanta esta “chuche” tan simple y rica. Los hay naturales, los hay al jamón. Algunos se la comen de canto, otros de lado, muchos de un “bocau” y los más finos (como mi hermana la más mona, Cristinita) a mordisquitos. Por cierto madres y padres del mundo; hay bolsas de 100 piezas!!!!!! #oh_my_god!

Y termino mi oda al gusanote grandote de maíz inflado y horneado con la frase que mi hijo mayor Iker (3 añitos) nos dijo a mi marido y a mí este verano un día a las 21:00 h. de la noche cuando nos íbamos YAAAAAAAAAAAA “pa” casa a bañar, a cenar y a la cama y punto : 
amatxu!!! casi que vosotros os vais y yo me quedo aquí, vale? 
(#oh_my_god! nos ha salido verbenero y “pedanting”. ¿qué forma de hablar es esa??????

3 comentarios:

  1. Este es sin duda el mejor post, estás sembrada. No es bueno, es..., lo siguiente, jajajajaja!

    ResponderEliminar